Por primera vez, un estudio trata de establecer una razón biológica detrás de los gustos musicales

Música

Los hombres con altos niveles de testosterona prefieren géneros como el rock y el heavy metal, según un reciente estudio.

¿Guns N’ Roses o Mozart? Si eres hombre, tu decisión musical puede que esté influenciada por la cantidad de testosterona que hay en tu organismo. Así lo revela un reciente estudio publicado en la revista “Personality and Individual Differences”.

Se trata de la primera investigación en establecer una razón biológica para explicar los gustos musicales de las personas. Y no es tan descabellada esta conclusión si se tiene en cuenta -como ya es bien sabido- que la testosterona, así como otras hormonas esteroides, influye en la personalidad.

Para demostrar esta relación, un equipo de especialistas, dirigidos por el investigador Hirokazu Doi, reunieron a 76 voluntarios (37 hombres y 39 mujeres). Se les pidió que escucharan 25 fragmentos musicales de distintos géneros, que fueron divididos en cinco categorías: contemporánea, modesta, intensa, sofisticada y melosa. Para analizar los niveles de testosterona, a cada participante se le tomó una muestra de saliva.

En las mujeres no se identificó ningún vínculo entre la testosteronay la música. Puede que eso se deba a que ellas tienen niveles significativamente bajos de esta hormona.

En el caso de los hombres, aquellos que señalaron preferir géneros como el rock y el heavy metal mostraron niveles más altos de testosterona, en comparación con aquellos que tenían mayor interés por la música clásica o el jazz.

Música

La música clásica fue asociada con bajos niveles de testosterona, en comparación con los amantes del rock.

Para los científicos detrás de este trabajo, esta relación tiene que ver con la influencia que tiene la testosterona en la amígdala, parte del cerebro asociada a las emociones.

También opinan que la testosterona puede favorecer el gusto por la música ‘no sofisticada’ porque esta hormona ha sido asociada a comportamientos más rebeldes y antiautoritarios.