La cantante aseguró que la música se convirtió su refugio en el momento más doloroso de su vida tras la perdida de su hija.

Gloria Trevi lloró tras recordar a su hija Ana Dalay, quien nació en 1999 y murió solo unos días después mientras la cantante escapaba de la justicia mexicana junto al padre de la niña y su pareja sentimental por aquel entonces, el productor Sergio Andrade.

La cantante aseguró que la música se convirtió en su refugio en el momento más doloroso de su vida tras la pérdida de su hija. En tanto, hasta el día de hoy, no se ha logrado determinar qué ocurrió con el cuerpo de la niña. Aunque investigaciones posteriores señalan a Andrade como el culpable de su desaparición en medio de la nada.

“Cuando compuse ‘Lloran mis muñecas’ estaba en una etapa que me dolía mucho la vida. (…) La música, para mí, ha sido consuelo en los momentos más tristes de mi vida”, manifestó la cantante en medio del llanto rememorando a su bebé Ana Dalay.

Trevi aseguró además que nunca olvidará las circunstancias que llevaron a la muerte a su hija y el inmenso dolor por su pérdida que tuvo que afrontar en la cárcel.

TREVI, LA CÓMPLICE 

En tanto, usuarios en redes sociales cuestionan el dolor de la intérprete azteca. “Esta mujer es perversa. Fue cómplice de trata de blancas… No sé porque le dieron chance otra vez. Hipócrita”, “ahora resulta que es una santa, agarraba a esas menores de edad para que se acostara con el marido”, “no quiero juzgar pero la siento falsa, me intriga cada que veo todas sus entrevistas”, comentaron.